21 oct. 2012

COSMÓPOLIS


COSMÓPOLIS. Don DeLillo (Barcelona, Seix Barral, 2003).

Un día en la vida de Eric Packer -inversionista multimillonario. Un viaje en limousina a través de una Manhattan colapsada para alcanzar un objetivo aparentemente trivial: cortarse el pelo. Pero nada es trivial en esta odisea contemporánea: consumismo, paranoia, sexo, muerte, capitalismo desbocado, miseria, más sexo...

Es hoy -en este contexto de delirio especulativo en el que estamos sumidos- cuando se puede comprender plenamente el potencial profético del texto que DeLillo escribió hace casi diez años.

Segundo libro que leo este mes con la intención de ver luego la versión cinematográfica, alterando el orden en la lista de espera de lecturas por su inminente estreno. Por segunda vez termino de leer y me doy cuenta que no quiero ver la película - a pesar de que Cronenberg está detrás de la cámara en esta ocasión. Lo que quiero es volver a leer el libro.

30 sept. 2012

SALVAJES

SALVAJES. Don Winslow (Barcelona, Círculo de Lectores, 2011).

Capítulo 271 :"Durante un breve período tuvimos una civilización que se aferraba a una delgada franja de tierra entre el océano y el desierto.
"El problema era el agua: de un lado había demasiada y del otro, demasiado poca, aunque eso no nos frenó. Construimos casas, autopistas, hoteles, centros comerciales, complejos de apartamentos, aparcamientos de una o de varias plantas, escuelas y estadios.
 "Proclamamos la libertad del individuo, compramos y condujimos millones de coches para ponerla de manifiesto, construimos más carreteras para que los coches las recorrieran y así poder ir a todas las partes que no eran ninguna parte. Regamos nuestra hierba, lavamos nuestros coches, bebimos botellas de agua de plástico para mantenernos hidratados en nuestra tierra deshidratada, hicimos parques acuáticos.
 "Levantamos templos a nuestras fantasías -estudios cinematográficos, parques de atracciones, catedrales de cristal, megaiglesias- y acudimos a ellas en tropel.
 "Fuimos a la playa, cabalgamos las olas y vertimos nuestros desechos en el agua que decíamos amar.
 "Nos reinventamos a nosotros mismos todos los días, reconstruimos nuestra cultura, nos recluimos en comunidades cerradas, comimos comida sana, dejamos de fumar, nos hicimos liftings en la cara y, al mismo tiempo, evitamos el sol, nos hicimos peelings, nos quitamos las arrugas y la grasa, como habíamos hecho con los hijos indeseados, y desafiamos el envejecimiento y la muerte.
 "Endiosamos la riqueza y la salud.
 "Convertimos el narcisismo en religión.
 "Acabamos adorándonos sólo a nosotros mismos.
 "Al final, no fue suficiente." (pp. 337-338).

Una novela trepidante sobre narcotráfico, sexo, poder y asesinatos... muchos asesinatos. No he visto la película que hizo Oliver Stone con este libro, pero es un material que parece venirle como anillo al dedo.

3 may. 2012

EL CONGRESO DE LITERATURA


EL CONGRESO DE LITERATURA. César Aira (Barcelona, Mondadori, 2012).

"Los incidentes de la trama iban pasando uno tras otro. Toda la intriga se basaba en una imposibilidad misteriosa que anidaba en el corazón mismo de la relación entre los dos protagonistas. El amor era real, y sin embargo era imposible. Los experimentos de Adán, las frivolidades cortesanas de Eva, eran evasiones. El amor se revelaba en una imposibilidad que parecía metafísica o sobrenatural, y en realidad era simple y hasta prosaica: Adán era casado."
"Debo confesar que no supe resolver el difícil problema que presentaba este argumento. Porque si Adán y Eva eran respectivamente el único hombre y la única mujer en el planeta, entonces la esposa ausente cuya existencia le impedía vivir su amor con Eva, no era otra que la misma Eva. La idea (muy característica de mí, al punto que creo que es la idea que me hago de la literatura) había sido crear algo equivalente a esas figuras a la vez realistas e imposibles, como el Belvedere de Escher, que se ven viables en el dibujo pero no podrían construirse porque son apenas una ilusión de la perspectiva." (pp. 75).

Así narra el protagonista su sufrimiento mientras asiste a una representación de su obra En la Corte de Adán y Evan, a cargo del Grupo de Teatro Universitario de la Facultad de Humanidades, que se desarrolla como una de las actividades paralelas en el Congreso de Literatura.

La pequeña novela también tiene una trama desquiciada: la avispa clónica del protagonista comete un error, y en lugar de tomar células de Carlos Fuentes las toma de su corbata de seda azul. Cuando pone en marcha el proceso para clonar a Carlos Fuentes en realidad genera una invasión de gusanos de seda azules gigantes que amenazan con destruir Mérida (Venezuela) - la sede del Congreso de Literatura al que alude el título.

El libro se publicó por primera vez en 1997 y contiene todos los elementos que hacen de César Aira un escritor admirado por muchos y repudiado por otros.

30 abr. 2012

LOS ANTICUARIOS


LOS ANTICUARIOS. Pablo De Santis (Barcelona, Destino, 2011).

"Le dije que sí, como se dicen las cosas en esos momentos en que uno es de pronto consciente del abismo entre las cosas y las palabras: cualquier cosa se puede decir, porque ninguna palabra corresponde a ninguna cosa. Ella no notó nada de eso; suspiró, aliviada, como si mis palabras tuvieran un poder mágico, como si prometer algo fuera ya cumplirlo. Se levantó para salir y le di un beso en la mejilla. Durante ese segundo que estuvimos juntos, mi cara junto a su cara, creí en todo, en la posibilidad de encontrar al Numismático, de convencerlo, de que ella viniera conmigo, de que nos fuéramos juntos. Creí en la posibilidad de sacarle el libro, en que durmiéramos juntos noche tras noche, sin despertarla, sin herirla, sin buscar su sangre" (pp. 261).

Una novela sobre vampiros que viven, abrumados por la soledad y el ansia, en la Argentina de los cincuenta. El inicio de una espiral de violencia con el exterminio como horizonte.

1 abr. 2012

THATCHER, LA LIBERTADORA ARGENTINA

Acabo de leer el artículo breve que John Carlin ha publicado hoy en EL PAIS y cuyo título anticipa en gran parte el carácer polémico de sus afirmaciones: "Thatcher, la libertadora argentina". Sugiero su lectura antes de continuar leyendo mis notas.

http://internacional.elpais.com/internacional/2012/03/30/actualidad/1333127708_772000.html

En este momento en el que el gobierno argentino ha reflotado la "causa Malvinas" y se aproximan las celebraciones del trigésimo aniversario del inicio de la guerra el 2 de abril parece necesario pensar la cuestión con la mayor distancia posible.

Dejemos de lado los aspectos más provocadores del texto y centrémonos en su principal afirmación y en los argumentos que la sostienen:

(TESIS) los argentinos deberían demostrar inteligencia, madurez y cortesía reconociendo públicamente a Margaret Thatcher como su libertadora,

(ARGUMENTO 1) porque gracias a la victoria obtenida mediante su intervención militar la Junta Militar tuvo que abandonar el poder prácticamente sin poder negociar ciertos aspectos importantes de la transición hacia la democracia (por ejemplo, los mecanismos institucionales que hubieran podido garantizar su impunidad por los crímenes de lesa humanidad cometidos); y

(ARGUMENTO 2) porque si no hubiera derrotado a los militares argentinos en 1982 su régimen represivo se hubiera consolidado y posiblemente hubieran continuado matando y torturando durante mucho más tiempo del que lo hicieron.

Debo reconocer que los dos argumentos son sumamente plausibles. En relación con el primero, solo hay que mirar los ejemplos contemporáneos de dictaduras que son capaces de negociar la transición a la democracia para observar cómo (a) condicionan durante años su consolidación plena, y (b) obtienen un altísimo grado de impunidad para las violaciones masivas de derechos humanos que cometieron. Miren a España o a Chile, por poner sólo dos casos de los muchos que podemos encontrar a nuestro alrededor.

El segundo es más difícil de evaluar, por su carácter contrafáctico, pero hay que reconocer que las evidencias que aporta en el artículo son suficientes para aceptarlo con un alto grado de plausibilidad. La movilización de los sentimientos nacionalistas permitió que un personaje patético como Galtieri se diera un baño de masas eufóricas en la mítica Plaza de Mayo. Pensar que su victoria en la "gesta patria de Malvinas" no los hubiera consolidado en el poder sería una ejercicio de realismo mágico. Cuánto les hubiera durado, si hubieran continuado matando y torturando, y cómo hubiera sido su salida del poder entraría en el campo de la mera especulación. Pero el argumento no apela a este tipo de especulaciones, sólo se vale de la afirmación débil: sin la derrota militar los militares no hubieran dejado el poder como lo hicieron. Es verdad, nos guste o no.

¿Esto significa que debemos aceptar que es cierto que si los argentinos fueramos más inteligentes, maduros y corteses deberíamos erigir un monumento a Margaret Thatcher reconociéndola como una "libertadora"?

No necesariamente. Las acciones humanas no sólo se definen por sus resultados, sino también por las razones con las que se llevan a cabo. La acción que realizó Margaret Thatcher fue la de emprender una campaña militar y obtener en ella la victoria. Los resultados que Thatcher perseguía intencionalmente con esa acción se hicieron sentir en las islas objeto del litigio y en en la vida política británica. Pero resulta innegable que los resultados en la política interna argentina (incuestionables) no estuvieron entre las razones que la llevaron a emprender la guerra. Esas razones no hubieran sido aceptable ni para sus ciudadanos (cuyo apoyo reforzó gracias a la victoria), ni para sus aliados (que apoyaron la instauración de las dictaduras en latinoamerica como estrategia global).

Todo el argumento de Carlin se basa en una pobre reconstrucción de las razones que pueden llevar a un líder político a emprender una guerra como la de Malvinas. Es cierto que solo alude a este aspecto esencial de forma accidental, cuando descarta que hayan sido razones de índole económico las que motivaran la intervención militar británica.

Pero es absurdo pensar que una guerra por un punto estratégico como Malvinas en plena Guerra Fría sólo se podía declarar (a) por razones económicas tangibles (la presencia de petroleo a la que alude el autor) o (b) la lucha por la libertad y la democracia contra los "nazis" que todavía rigen el destino de lugares exóticos. Los conflictos militares en los que se embarcaron EEUU y sus aliados en la segunda mitad del siglo XX están allí para desmentirlo. El apoyo que dieron a todas las dictaduras "nazis" que se propagaron por latinoamérica también.

Margaret Thatcher no emprendió la guerra para derrocar a la dictadura argentina, sino para conseguir ciertos objetivos de su agenda política global e interna. Hundir un crucero fuera de la zona de exclusión y matar a la mayoría de los soldados que viajaban en él es un crimen de guerra que no cometieron los militares argentinos sino el alto mando británico. Hay asesinos en todas partes, no son patrimonio de ciertas latitudes.

Una persona inteligente (sea argentina, británica o congoleña) jamás debería confundir a quienes luchan por la libertad con quienes no dudan en ordenar asesinatos masivos para conseguir unos objetivos políticos en los que la "libertad de los pueblos oprimidos" no figura ni a pié de página.

Por ello creo que Margaret Thatcher es un problema para los británicos, son ellos quienes deben discutir la forma en la que recordaran sus gobiernos, y si están dispuestos a otorgarles pomposos títulos de reconocimiento. En latinoamerica las cosas nos resultan más simples, podemos condenar tanto a las dictaduras militares genocidas como a los líderes políticos de los países más desarrollados que las apoyaron y que cuando lo consideraron necesario no dudaron en matar a nuestros jóvenes en campos de batallas convencionales o no convencionales.

Si los británicos fueran inteligentes, maduros y sensibles deberían preguntarse seriamente como sostuvieron en el poder durante tanto tiempo a Margaret Thatcher, y no pedirles a quienes la sufrieron que le rindan homenajes (por cosas que hizo "sin querer queriendo" como diría el "Chavo del ocho").

15 feb. 2012

En construcción

Estoy mejorando mi página para hacerla más cómoda para sus lectores y para permitir una mayor conexión con las redes sociales y con otras páginas de contenidos como www.pensarelcine.es e www.interseXiones.es

Espero tenerla en pleno funcionamiento en breve.