11 may. 2011

Control racional de informes científicos

En la magnífica conferencia que ofreció la Catedrática de Filosofía del Derecho de la Universidad de Castilla La Mancha, Marina Gascón Abellán, en el marco de las jornadas PENSAR EL DERECHO, tuvimos la ocasión de reflexionar sobre la importancia del control racional de los informes científicos tanto en su ingreso al proceso como en su utilización en la argumentación posterior.

Mi pregunta, a aquellos alumnos de Trabajo Social que asistieron, es:

¿Consideran que los trabajadores sociales podrían aportar "informes científicos" que ayudara a la resolución de algún tipo de conflicto judicial? Ponga dos ejemplos y señale cuáles serían los métodos que podría emplear en su realización.

18 comentarios:

Anónimo dijo...

Estefanía Viñas Fernández.
Si que puede realizar informes científicos, pero más de aspectos más sociales, como puede ser una prueba de ADNE en el caso de si un niño si está abandonado quien son sus padres, o otra prueba científica seria por ejemplo un caso de desnutrición, por parte de una persona en situación de abandono. Realizaremos, un análisis de cada uno de los elementos y lo presentaremos delante de un juicio, como prueba para facilitar la resolución de un caso.

Anónimo dijo...

Mª José Fernández Cid
1º Trabajo social

¿Consideran que los trabajadores sociales podrían aportar "informes científicos" que ayudara a la resolución de algún tipo de conflicto judicial? Ponga dos ejemplos y señale cuáles serían los métodos que podría emplear en su realización.

En mi opinión creo que los trabajadores sociales si pueden aportar informes científicos que ayudaran en la resolución de algún tipo de conflicto judicial, pero no individualmente, si no como complementos de otros informes de profesionales, ya que la última decisión la debe tomar el juez. Los informes que pueden aportar los trabajadores sociales nos aportan datos de cómo es la persona acusada, pero esto no quiere decir que sea culpable del hecho que se le imputa. Pro ejemplo: un gitano puede tener fama de ser un ladrón y tener unas características especiales, como son las de comerciar con todo tipo de objetos, pero estas características no dicen que sea culpable del hecho que se le imputa.
A la hora de redactar los informes debemos tener un cuidado especial, ya que de este proceso se puede concluir una cosa u otra, debe ser el juez el que dictamine la sentencia y si los informes presentados son verdaderos o falsos (no presentar los informes como verdaderos e incuestionables).

Anónimo dijo...

Tamara Fernández Barreira.

Un informe científico tiene que basarse en unas pruebas científicas las cuales han de medirse en esquemas de probabilidad, para potenciar su fiabilidad, cuyo resultado debe aportarse al juez que será el encargado de dictaminar la sentencia. Lógicamente los trabajadores sociales no son científicos para aportar esta clase de información, pero considero que deben informarse lo mejor posible para la realización del informe que servirá al juez para indagar acerca de lo que en él se disponga y que no lo lleven a la confusión a partir de la que pueden derivar sentencias erróneas que conduzcan a condenas de inocentes, de ahí la importancia de que la información transmitida esté correctamente verificada y contrastada para no dar lugar a la equivocación.
Un ejemplo de los informes que podrían aportar sería:
• Un caso en el que se acuse a una persona de violencia, el trabajador social tendría que informarse sobre los hechos como por ejemplo si tiene algún tipo de reincidente, si es una persona proclive a alterarse, nerviosa, si muestra un comportamiento agresivo y valorar si la acusación podría estar correctamente fundamentada, a partir de la cual tendría que ser sancionado.
• Un caso en el que se acuse a una persona de tráfico de drogas, el trabajador social tendría que analizar la conducta de este individuo e informarse sobre el ambiente en que se relaciona esta persona, si tiene antecedentes, si las pruebas reportadas pueden ser válidas para contrastar esa información, es decir que se haya comprobado la posesión de grandes cantidades de estupefacientes…
Básicamente tendría que informarse sobre los indicios por los cuales son acusados, analizar el comportamiento y personalidad de la persona, su estilo de vida aportando la máxima veracidad sobre la probabilidad de que los hechos sean ciertos o estén equivocados.

Anónimo dijo...

Andrea Sixto Costoya

Para comenzar, me gustaría decir que la conferencia me resultó interesante, ya que tocó algunos temas sobre los que ya había estado pensado. Uno de ellos, acerca de la beatificación de las pruebas científicas, que ocurre en la gran mayoría de las situaciones jurídicas en las que estas son presentadas para la resolución de un caso. Argumentando en contra de lo que dijo uno de los asistentes a la conferencia, el cual alegaba, como abogado, que muchas veces se daba el caso de que un trabajador social presentaba pruebas sin una base científica digamos…fiable, quiero decir que, para empezar, la nuestra es una disciplina con una metodología científica y con una trayectoria profesional en la que, en muchas ocasiones, esto de puso en duda. ¿Qué si se pueden aportar informes científicos? Claro que si, pero, evidentemente, los procesos metodológicos en el trabajo social no son los mismos que los usados en un laboratorio en el que analicen el ADN. Para eso son disciplinas diferentes, que aportan pruebas diferentes. Los informes presentados por un trabajador social en un proceso judicial, en el que se esté juzgando, pongamos, un caso de malos tratos, serán los que éste en cuestión haya aprendido a realizar en base a los conceptos teóricos y prácticos propios de su profesión y presentará, pues, los resultados obtenidos al abogado o al juez. Estos resultados que actuarán como pruebas deberán ser puestas, o no, en tela de juicio en los casos que se crea conveniente, pero igualmente este proceso debe llevarse a cabo con las pruebas científicas provenientes de un laboratorio, ya que pueden tener tanto o más riesgo de ser erróneas.

Es complicado describir el proceso metodológico de cualquier disciplina en unas líneas, aún así, intentaré ser lo más clara posible. Pongamos el ejemplo de la relación del trabajo social con la medicina. La presencia de los TS en el área de salud se justifica nuestra concepción teórica del ser humano como un ser biológico-psico-social. Este presupuesto vincula los aspectos sociales del individuo con conceptos de salud y enfermedad, lo que supone un abordaje interdisciplinar en cuestiones de salud. Mediante la participación de distintos profesionales constituidos en equipo, se atiende no solo el aspecto físico de la persona sino también el social, de este modo, se puede ofrecer una respuesta globalizadora e integral a las necesidades socio-sanitarias de la población.

Por otro lado, decir que las distintas disciplinas de las ciencias sociales (como la psicología o la sociología) intentan representar un cuadro objetivo del individuo y de la sociedad. Lo característico del trabajo social es utilizar este conocimiento objetivo para hacer aparecer una perspectiva particular del individuo: la perspectiva del sujeto. Pero el conocimiento que produce esta perspectiva tiene la misma objetividad que cualquier otra disciplina.

Para terminar, de lo dicho en los dos últimos párrafos se deduce que las pruebas que aporta el TS son en realidad un conjunto elaborado en base a otras disciplinas científicas, como la psicología o la medicina. El trabajador social aplica conocimiento teóricos a cada individuo o grupo particularmente, adaptándolos a sus circunstancias.

melanie dijo...

Melanie Cores Chaves 1º Trabajo Social.

Hoy en día las pruebas científicas son una herramienta formidable para la presentación de pruebas en un caso, pero suelen crearse sobrevaloraciones que hacen que esas pruebas pierdan eficacia ya que no son un método infalible pues no son pruebas deductivas que se basen en leyes universales, aunque si se realizan bien, estas pruebas científicas se pueden aceptar como correctas en la resolución de un caso.
En el caso de una prueba científica elaborada por un Trabajador Social es más complicado valorar su validez judicial, aunque en mi opinión si se da validez a un informe psicológico de un asesino realizado por un psicólogo formado, ¿porqué un informe o una entrevista exhaustiva no puede ser igual de válida como prueba en un conflicto judicial?
Si se realiza la entrevista con el individuo de forma minuciosa con la ayuda de diversos profesionales en la materia, como psicólogos, educadores y trabajadores, creo que un informe social puede ser válido aunque hay alguna probabilidad de que ese informe caiga en la subjetividad.

Anónimo dijo...

Patricia Otero Seoane: en dicha conferencia, Marina Gascón habló de la “beatificación” o de la “verdad infalible” que parecen suponer las pruebas científicas que se aportan en los conflictos judiciales. Está claro que nosotros si podríamos elaborar informes útiles en dichos conflictos, puesto que como trabajadores sociales estaremos preparados para elaborar un correcto informe social, pese a la opinión del profesor Sobrado.
Estando en 1º no se todavía los métodos que podríamos emplear, pero si que podríamos participar a lo mejor en algún conflicto de menores, por ejemplo; e incluso en alguno relacionado con los drogodependientes, por poner 2 ejemplos dentro del amplio ámbito social de trabajo.

Anónimo dijo...

Nerea Rodrigues Díaz

1ºGrado en Traballo Social

Antes de comezar gustaríame decir que foi ata agora unha das conferencias que máis me chamou a atención. A forma en que nos expuxo e falou María Gascón da beatificación ou da verdade infalible que poden aparecer nas pruebas científicas que acadarán en procesos xudiciais.
Por suposto que os traballadores sociais poden aportar informes científicos xa que aínda que non sexamos científicos podemos elaborar informes que servirían de gran importancia en moitos casos.
Un exemplo sería como podería ser unha situación de maltrato de xénero: neste caso o traballador social ten que elaborar un plan de seguemento no que éste investigaría se a muller é maltratado e todo o seu recoñecemento psicolóxico, polo que este informe sería de vital importancia para o proceso xudicial.
Outro exemplo sería un situación relacionada co mal coidado dos fillos:neste caso tería que estudiar a conduzta dos pais e a situación psicolóxica e social que teñen os nenos.
Pero algo que sería de vital importancia nos dous exemplos que puxen anteriormente sería realizar unha entrevista aos directamente afectados, e no caso dos nenos sería necesario buscar un familiar ou alguén que fixera o seu papel de tutor legal.
E por último e como reseña dos falantes da conferencia, estou totalmente desacordo coa idea que expuxo o profesor Sobrado sobre o traballo que realizan os Traballadores Sociais.

Anónimo dijo...

Rebeca Rúa Durán.
Bajo mi punto de vista, considero que por supuesto que si que se pueden aportar informes científicos para resolver algún conflicto judicial por parte de un trabajador social, ya que tendrá el suficiente conocimiento para hacerlo, aunque claramente no sean tan verificables como las pruebas que puedan salir de un laboratorio.

El redactor del informe, deberá asegurarse de lo que en el escribe, redactando premisas lo más acertadas posibles en cuanto al tema que le corresponda tratar.

El primer ejemplo que expondré será el de un acto de maltrato, en el que la labor del trabajador social será analizar correctamente la conducta del acusado así como aspectos de su vida, séase su forma de ser, las características que lo definen... o como segundo ejemplo, un caso de personas afectadas por las drogas.

Considero que para llevar a cabo este trabajo, se deberá apoyar en otras disciplinas sociales, ya que se ocupan de aspectos relacionados con el comportamiento y actividades humanas para así acercarse lo más acertadamente posible a su finalidad.

Anónimo dijo...

Bárbara Rodríguez Fernández
1º Trabajo Social

Antes de nada, decir que la conferencia realizada por Marina Gascón me ha parecido muy interesante y amena, y me ha hecho reflexionar sobre el tema.

Es cierto que las pruebas científicas son de gran utilidad para ayudar a determinar sentencias, pero estas conllevan unas consecuencias ya que, actualmente se las ha categorizado como infalibles y no se realizan reflexiones críticas.

Por otro lado, creo que los trabajadores sociales pueden aportar informes que, aunque por sí solos no pueden determinar una sentencia, sí que puede proporcionar muchos datos importantes que ayuden a realizarla.

Los informes sociales podrían ser de ayuda en casos en los que se traten con drogodependientes o con menores.

Anónimo dijo...

Bárbara Rodríguez Fernández
1º Trabajo Social

Antes de nada, decir que la conferencia realizada por Marina Gascón me ha parecido muy interesante y amena, y me ha hecho reflexionar sobre el tema.

Es cierto que las pruebas científicas son de gran utilidad para ayudar a determinar sentencias, pero estas conllevan unas consecuencias ya que, actualmente se las ha categorizado como infalibles y no se realizan reflexiones críticas.

Por otro lado, creo que los trabajadores sociales pueden aportar informes que, aunque por sí solos no pueden determinar una sentencia, sí que puede proporcionar muchos datos importantes que ayuden a realizarla.

Los informes sociales podrían ser de ayuda en casos en los que se traten con drogodependientes o con menores.

Anónimo dijo...

Yolanda García Carnero.
Considero que los trabajadores sociales si pueden realizar informes científicos para ayudar a la resolución de un juicio, pero estos informes no son definitivos, no se puede juzgar a una persona teniendo en cuenta solo dicho informe, sino que tienen que existir otros en los cuales se examinen diferentes cosas en relación con el/la acusado/a.
Los informes que puede realizar un trabajador social son aquellos en los que se muestra la actitud de la persona acusada, como es esta persona. Así pues, no podemos decir que esa persona es la culpable por ser de una forma, por tener unas caracteristicas, si puede ser sospechoso, pero no culpable, ya que tienen que existir, como antes he dicho, otros informes.

Anónimo dijo...

Gloria García Collazo

Reflexionando sobre el tema tratado en la conferencia ofrecida por la catedrática Marina Gascón, y analizando algunos de los comentarios publicados por mis compañeros, podemos fácilmente deducir que este es un tema complejo, dentro del cual existen opiniones muy diversas.

En mi opinión, y sin perder de vista lo expuesto por la conferenciante, no es competencia de los trabajadores y trabajadoras sociales la elaboración de informes científicos. Si bien nuestra disciplina es considerada hoy en día una ciencia, pues reúne las características necesarias para serlo, nuestra profesión no se centra en la realización de pruebas científicas dentro de un laboratorio (pruebas de ADN, pruebas grafológicas, etc.) sino en la realización de informes basados en un razonamiento inductivo, y no deductivo como ocurre en el caso de los informes científicos (los cuales, por el simple hecho de ser "científicos", cuentan con una aceptación muy importante).

Este razonamiento inductivo se puede realizar de diversos métodos, los cuales el trabajador social conoce y maneja gracias a la formación teórica y práctica obtenida y a su experiencia adquirida. A modo de ejemplo podemos citar el estudio de la situación y de otras pruebas (científicas o no) aportadas, el diagnóstico y la aplicación de técnicas propias de esta disciplina (como pueden ser la entrevista).

Por último, me gustaría resaltar que el nivel de veracidad de las pruebas no científicas no tiene por que ser necesariamente menor que el de cualquier prueba científica; se deben evaluar de forma crítica las características y fiabilidad de cada método y la profesionalidad con la que han sido realizadas.

Anónimo dijo...

María Castiñeiras Cachaza

Lo primero que me gustaría decir es que la conferencia a la que nos referimos aquí es la que me ha resultado más interesante de las que he visto hasta ahora, ya que trata algunos temas que me parecen de gran interés, además creo que, en la ronda de preguntas, todos nos sentimos algo indignados a causa de las opiniones expuestas por el profesor Sobrado.

Respecto a la pregunta planteada, mi respuesta es que sí; en mi opinión los trabajadores sociales ya colegiados se encuentran en disposición de elaborar un informe científico sobre la situación de un individuo o un colectivo dentro de su ámbito social.
Creo que aunque quizá no tenga la misma tasa de fiabilidad que otras pruebas científicas (ADN o huellas dactilares), un informe social puede aportar datos relevantes sobre porqué una persona se encuentra en una situación determinada, o porqué actúa de una forma u otra con ciertos individuos pertenecientes a otro colectivo social. Todo esto puede resultar de ayuda para aclarar los hechos que se puedan estar juzgando y, por lo tanto, para emitir un sentencia los más correcta posible.

Como ejemplo de casos en los que el trabajador social puede intervenir, se me ocurren los que quizá sean los más evidentes, un caso de drogodependencia y un caso de violencia familiar, ya sea entre cónyuges o hacia los hijos de la pareja.

Anónimo dijo...

Noelia Martínez Lorenzo.

Pienso que los trabajadores sociales, no se basan en el estudio científico de las cosas sino del estudio de las personas en su medio social (incluyendo su entorno laboral, educación, familia y demás) así pues, para elaborar pruebas científicas se han de tener unos conocimientos especializados en dito contexto, porque a pesar de que son profesionales aptos en su profesión, no incluye en su especialidad tratar directamente las ciencias, como extraer sangre para extraer conclusiones o investigar ciertos aspectos que se relacionan con la ciencia.

Aún así, es cierto que indirectamente si pueden extraerlos, solicitándo ayuda a un profesional en dicho ámbito, pero aún así, no podrán verificar que las pruebas que aporten (subministradas de otros profesionales) sean ciertas, ya que no lo saben con certeza, al no estar especializados como tal.

Phany dijo...

Paula Mª González Pérez
1º de Trabajo Social

En mi opinión, los trabajadores sociales sí son capaces de realizar pruebas científicas.
Nuestra profesión es considerada una ciencia de lo social y por ello pienso que las pruebas científicas forman parte de la misma.
Así mismo, los trabajadores sociales podrían realizar pruebas como un buen informe que le será remitido al juez, para que este tenga una información clara sobre el caso a tratar y este informe no es posible realizarlo sin unos conocimientos que deben ceñirse a un protocolo.
Así mismo, creo importante destacar en la labor del trabajador social el hecho de que realiza entrevistas con las que puede averiguar aspectos que quizás sin las mismas quedarían ocultos. Por ejemplo si un niño ha sufrido malos tratos el profesional deberá hacerle una entrevista pero no en base a la experiencia sino a un protocolo de actuación y esto me parece científico.
Está claro que al tratar el tema de lo social estas pruebas no tienen un carácter científico tan reconocido como las pruebas del ADN, etc. pero aún así debemos de otorgárselo, puesto que sin un buen informe científico, el juez quizás pueda tener una mala visión de la situación a tratar.

Anónimo dijo...

Alexia Rodríguez Torres

1ºTrabajo Social

En mi opinión si que se pueden aportar pruebas cientíicas pero los procesos metodológicos que se usan en los laboratorios no son los mismo que los que se usan en trabajo social ya que son disciplinas muy diferentes.
En nuestro caso, los trabajadores sociales deben realizar informes científicos que deberían ser enviados al juez y eso sería un informe científico.
Si un trabajador social a la hora de realizar un informe lo hace, solamente basándose en su propia experiencia, eso ya no sería una prueba científica y por ellos deben ceñirse a su propio protocolo.
En otro caso, si por elemplo un trabajador social realiza una entrevista a un menor o a una mujer maltratada, él debe de realizar una entrevista coherente siguiendo unas pautas científicas y no haciendo preguntas que no lleven a ningún lado

Anónimo dijo...

Ángel Gómez Pazos


Baixo o meu punto de vista creo que o Traballo Social como disciplina científica especializada en afondar no coñecemento de todo o relacionado co eido social e as problemáticas e necesidades que neste xorden, esta máis que capacitado para aportar, sempre que as circunstancias o requiran un informe científico.
Poren, cono ciencia considero a que a súa aportación sería máis que produtiva a hora de resolver un conflito xudicial. A pesares de que na conferencia; no apartado do coloquio unhas das persoas que interviron cuestión que veracidade lle debe dar un xuíz a un informe dada por un Traballador Social ou por un perito.Posto que o xuíz non coñece os procedementos na elaboración de devandito informe. Eu penso que ese informe ten un valor imprescindible a hora de tomar unha decisión ao respecto do conflito xudicial, posto que quen mellor que unha persoa capacitada para elo. Exemplos de informes nos que sería, baixo o meu parecer imprescindible a aportación de un traballador social, serían casos de violencia de xénero, abandono escolar, adopcións, neglixencias na otorgación de prestacións.Todos eles comparte un denominador común e é que para afondar neles é preciso un coñecemento que o Traballador Social posúe.

Anónimo dijo...

Noemí Giráldez Rodríguez
O traballo social, ademais dunha profesión, é unha disciplina científica. Polo tanto, os/as traballadores sociais teñen capacidade para aportar informes científicos nun xuízo. Pero estes informes, ao igual que os procedentes doutras disciplinas, non poden ser considerados infalibles; o xuíz ou xuíza é a última e única persoa con potestade para decidir e concluír unha sentenza, e como tal debe ter un espírito crítico ante as probas expostas, sen deixarse influenciar en exceso por elas.
Nun caso no que se tivera retirado a custodia dun fillo/a aos seus proxenitores por que o fogar estivese en estado de insalubridade, e se estivese contemplando a posibilidade de devolvérllela, un/unha traballador/a social podería elaborar un informe sobre a situación dos mesmos, se fixeron progresos nese sentido. Este informe sería froito do estudo das súas necesidades, a procura dos recursos pertinentes, a potenciación das súas capacidades e o seguimento da súa situación.
Nun caso de malos tratos por omisión a unha persoa maior , o/a traballador/a social podería aportar un informe no que daría conta do estado da/o ancián, tanto no que respecta a súa integridade física como psíquica e do estado da vivenda, a distribución dos cartos, etc.