26 ene. 2011

El machismo en la cultura Hip Hop

TECLADO INVITADO: Javier Regueiro López

En mi trabajo lo que pretendo analizar es el rol que juega la mujer en la cultura hip hop una cultura en la que la participación de la mujer es mínima en relación al hombre y una cultura que es considerada algo sexista.

Antes de entrar a analizar la participación de la mujer en la cultura hip hop en el momento actual hay que hablar del origen de esta cultura que puede ser uno de los fundamentos de esa poca presencia de la mujer ya que se trata de una cultura que surgió en Estados Unidos y en los barrios más pobres de algunas ciudades entre un ambiente de violencia y siempre muy relacionada a la vida en la calle. Estas facetas de las que he hablado: la vida en la calle o la violencia son siempre más asociadas a la forma de vivir del hombre y no a la mujer que tradicionalmente y en el momento que surge esta cultura sigue considerándose que su lugar está en la casa, no en la calle. También se caracteriza esta cultura por la competitividad, una característica que en ese momento, en que surge el hip hop, no se asocia al carácter femenino sino que es más bien propia del hombre. Así los distintos artistas compiten a través de la música por mostrarse como los más ingeniosos, retándose y llegando a insultarse en sus canciones. En muchas ocasiones la rivalidad incluso ha trascendido más allá de la música y ha desembocado en enfrentamientos en la calle y muertes.

Todo esto quizás es el fundamento de que desde un inicio la mujer tuviera una mínima presencia en la escena hip hop y explique el sexismo que desprenden las letras de las canciones. No obstante, con los años han ido apareciendo artistas femeninas y también dentro del público ha aumentado en gran cantidad el seguimiento femenino, algo que, sin embargo, no ha impedido que se siga mantenido dentro de las canciones una visión bastante ‘machista’ del rol de la mujer en la sociedad.

Con estos antecedentes el hip hop llega a España en la década de los ochenta y desde el primer momento la presencia de la mujer en esta cultura es marginal y, aún, a pesar de que es una cultura que con los años va evolucionando enormemente y extendiéndose a lo largo de los noventa, principalmente entre la gente joven dentro de las ciudades, la mujer sigue teniendo una presencia mínima. Quizás sea a partir del nuevo siglo cuando empiezan a aparecer artistas hip hop femeninas en la escena musical que aportan un nuevo punto de vista y van a reivindicar el papel femenino dentro de esta cultura tan masculina.

Aun con todo, a pesar de que parece que las mujeres comienzan actualmente a introducirse más en esta cultura, sigue siendo muy mayoritariamente masculina y en las letras de las canciones podemos seguir observando ese machismo que vamos a analizar más adelante.

De las distintas manifestaciones en las que se desenvuelve esta cultura voy a centrarme en la musical, que quizás sea la principal manifestación de la misma y donde más claramente podemos analizar ese sexismo.

También hay que decir que dentro del hip hop se pueden encuadrar una gran cantidad de estilos musicales (rap, reggea, reggeton, funk, etc.) y no en todos ellos la forma de tratar a la figura femenina ni su participación es la misma. Por ello voy a diferenciar el rap, que es el estilo más representativo de esta cultura, y el reggaeton, un estilo que ha aparecido recientemente en la escena española y que rápidamente ha alcanzado un gran éxito.

La mujer en el rap

Como ya dije en la introducción hoy día la presencia de la mujer en el rap ha aumentado mucho en los últimos años, tanto entre las artistas como entre el público. Así encontramos artistas femeninas que gozan de gran éxito como Ariadna Puello, La mala Rodríguez, etc. y tienen un gran número de seguidores tanto masculinos como femeninos. Estas artistas, entre otras, intentan huir de ese machismo en sus letras y defender el papel de la mujer, tanto dentro del hip hop como en la vida en general. En ocasiones incluso podemos observar en algunas de sus letras como adoptan una posición que se podría calificar de “feminista” equiparándose así a la forma de actuar de los artistas masculinos y reivindicando el papel de la mujer, tanto dentro de la cultura hip hop como en la sociedad y, criticando el machismo del resto de artistas hip hop.

También hay que decir que han aparecido recientemente festivales hip hop femeninos con la intención de luchar contra el machismo de esta cultura y dar la oportunidad de actuar a artistas femeninas que no gozan del mismo seguimiento que los masculinos aún cuando su música sea de más calidad.

No obstante, hay que decir que los artistas más representativos de la escena del rap en nuestro país siguen siendo claramente hombres y, salvo algún caso aislado de algún artista en el que resulta difícil, en general, dentro de las canciones de la mayoría de artistas, es fácil encontrar manifestaciones machistas sobre todo enfocadas en el trato de la mujer como objeto sexual, esto podemos observarlo en canciones de Violadores del verso y Tote king que quizás se trate del grupo y del artista respectivamente más representativos y con mayor éxito tanto de crítica como de ventas en la escena de nuestro país. A modo de ejemplo podemos citar canciones donde con total claridad la mujer es tratada como un mero objeto sexual como “Ven” de Tote king o “Quieres” de Violadores del verso. Además se puede decir que, en general, en la mayor parte de su obra musical esta presente esa consideración de la mujer como objeto sexual y de deseo por encima de cualquier otra faceta que pueda ejercer la mujer.

La mujer en el reggaeton

El reggaeton se trata de un estilo musical, que se puede encuadrar dentro del hip hop, el cual ha irrumpido recientemente en la escena musical de nuestro país alcanzando un gran éxito de inmediato entre el público joven en general, incluso más allá de los seguidores de la cultura hip hop, y asentándose como música típica de los locales de fiesta nocturnos.

Se trata de un tipo de música en el que sobran ejemplos de machismo y letras donde la mujer es tratada como mero objeto sexual y también en muchos casos se fomenta que los hombres traten mal a las mujeres, por no hablar de los videoclips musicales que hacen muchos de los cantantes de este estilo musical donde abundan las mujeres semidesnudas adulando con sus encantos al músico, ni del “perreo” un tipo de baile que se asocia a esta música con un alto contenido erótico y sexual.

El éxito que tiene el reggaetton en los locales nocturnos me parece digno de análisis ya que se trata de un tipo de música que a priori se aleja mucho de lo que tenía tradicionalmente éxito en esos locales, sin embargo, hoy día es uno de los estilos con mayor presencia en los locales donde acude la gente joven. Quizás sea el hecho de que las letras de esta música fomentan el sexo, el alcohol y el baile lo cual se adapta perfectamente a ese ambiente. O quizás lo que ocurre es que se trata de una música hecha para sonar en ese ambiente, un ambiente bajo mi punto de vista muy frívolo y sexista donde los papeles del hombre y la mujer están estereotipados y donde el atractivo sexual es el elemento dominante. Lo que puede llevar a pensar que quizás sea esto lo que provoque que se utilice ese machismo en las letras y las canciones de reggeaton porque el ambiente para el que están echas es sexista, sabiendo así de antemano que en esos locales va a gozar de aceptación.

En conclusión creo que el hip hop sigue siendo una cultura bastante machista, no obstante, que sea generalmente una cultura machista no quiere decir que todos los artistas y seguidores lo sean, ni todas las canciones. Lo que ocurre también, es que, tradicionalmente, si que ha sido una cultura machista y los artistas que van apareciendo en la escena, como es lógico, toman como referente para empezar a elaborar sus letras y música a artistas anteriores lo cual provoca en muchos casos que, además de asimilar su música, también se hagan eco de ese sexismo.

No obstante, como ya he dicho anteriormente, las mujeres cada vez van teniendo una participación mayor y más frecuente dentro de esta cultura e intentan reclamar para sí un trato igual a los hombres y denunciar ese sexismo. Aparte de que se puede encontrar también a muchos artistas masculinos concienciados de evitar ese sexismo para intentar limpiar esa imagen machista del hip hop.

Ahora bien, un caso diferente es el reggaeton una música en la que la mujer es utilizada como objeto sexual en la mayoría de canciones y predeterminadamente construida para un ambiente machista. Y parece un estilo que no puede entenderse de otra forma que no sea tratando a la mujer como objeto sexual.

También resulta curioso el éxito que tiene el reggaeton entre el publico femenino, ya que, a diferencia del rap, que tiene un publico mayoritariamente masculino, en el caso del reggaeton, aún, tratándose de una música claramente machista y en la cual la mujer es habitualmente tratada como objeto sexual, goza de gran seguimiento entre el público femenino. Así, bajo mi punto de vista, en muchos casos el propio fundamento de la existencia de ese machismo en esta música como en otro tipo de manifestaciones culturales de cualquier tipo se puede encontrar, en cierta medida, en que ciertos sectores de la sociedad siguen siendo machistas o al menos asumen sin disconformidad expresiones machistas, y están dispuestos a adquirir productos con contenidos machistas, ya que, si el consumidor no accediera a ellos seguramente no se producirían discos con esos contenidos. Esto me parece fundamental y es algo en contra de lo que deberíamos concienciarnos todos para cambiarlo.

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Elena González González

En primer lugar me gustaría señalar que, pese a que nos pueda parecer algo “normal” por su gran divulgación, hasta el punto incluso de no hacer caso ya al contenido de este tipo de música, a nadie que se pare a escuchar los mensajes que envía este género musical le puede pasar desapercibido su fuerte contenido machista, que sitúan a la mujer en el más bajo de los niveles.
Me parece ciertamente preocupante que se haya llegado a este nivel de insensibilidad respecto a lo que transmite este tipo de música, que llega al público en general y que, aunque sólo sea de un modo indirecto, difunde sus mensajes a un gran número de personas, que quizá no se paren a valorar su contenido y simplemente lo acepten.
No estoy de acuerdo con mi compañero, sin embargo, cuando habla de la música reggaeton, en lo relativo a que este tipo de música, según su opinión, suena en los ambientes más bajos. No lo creo así ya que se está llegando a un punto en el que resulta difícil ya escapar de este tipo de manifestaciones musicales, y, desde luego, no hace falta ir a los sitios más oscuros de las ciudades para encontrarse con ellos, sino que es, desde hace ya unos años, una práctica generalizada el que suene esta música en cualquier bar al que puedas entrar a tomar algo, y no digamos ya a bailar, puesto que, no me explico el por qué, pero parece que cada vez en mayor medida, el bailar aparece conectado a tener que hacerlo siempre con este tipo de música sonando de fondo.
Opino que deberíamos concienciarnos con lo perjudicial que resulta para la mujer el contenido que transmiten estas letras, pudiendo valorarlas desde un punto de vista crítico, y no seguir oyéndolas como un pasatiempo más, sin realmente pararnos a escucharlas.

Anónimo dijo...

Alumna Nº10:

Estoy de acuerdo con mi compañera Elena, la verdad es que también creo hoy en dia en cualquier lugar al que vayas ponen este tipo de música.

Pero también creo que si no hubiese demanda de este tipo de música, sencillamente no existiría. Hay miles de chicas que escuchan este tipo de música y les encanta, y creo que lo más preocupante es lo que todo esto transmite, ya que parece que al decir esas barbaridades sobre las mujeres en las canciones y ver que las chicas las bailan y cantan como si nada, parece como si estuviesen dando su aprobación a esta visión que se pretende mantener de la mujer.

Creo que mi compañero Javier aporta una excelente definición al decir que "Se trata de un tipo de música en el que sobran ejemplos de machismo y letras donde la mujer es tratada como mero objeto sexual y también en muchos casos se fomenta que los hombres traten mal a las mujeres".

Es precisamente esto último lo que nos tiene que hacer pensar de una forma más detenida. Porque no puede ser, que tras tantos años de lucha por la liberación y la igualdad de la mujer, pero sobretodo, en una época en la que existe un problema social tan grave como es la violencia de género y las muertes que ello conlleva al año, se pueda consentir este trato degradante y sobretodo esa apología de la violencia y el mal trato hacia la mujer, dando a entender que es que a la mujer le gusta que la traten así.
No queremos que se censure, simplemente que para hacer una canción y para bailar no es necesario escribir ese tipo de letras que degradan a la mujer.

¿Qué efectos tendrán este tipo de canciones a largo plazo? ¿Pueden estar entre una de las múltiples causas de la creciente oleada de víctimas de la violencia de género?

Angelo dijo...

El que el reggaeton sea un "estilo de música" con bastantes seguidoras, a pesar del papel degradante que desempeñan en las letras de las "canciones" y los videoclips asociados a ellas, es realmente curioso y preocupante a partes iguales.

Hará unos 6-7 años este "género" se popularizó de una manera casi inmediata entre los jóvenes, haciéndose un sitio cada vez más amplio en las listas de éxitos y los locales nocturnos. El que un "estilo musical" originario de las zonas más conflictivas de latinoamérica pudiese trascender de tal forma, hasta el punto de llegar a un público totalmente diferente, si no opuesto, es el perfecto ejemplo de la manipulación mediática a la que somos sometidos constantemente, y de la que algunos, por desgracia, no son capaces de liberarse.

Las campañas de marketing son capaces de guiar ciegamente a la masa general de la población. Prueba de ello es que lo que está de moda, lo que vende, es ni más ni menos que lo que se publicita en los medios. Es tal su poder que muchas personas son capaces de cambiar sus gustos, su personalidad, su ideología o su apariencia en función de la moda del momento. Lo que existe es lo que adquiere relevancia mediática, ni más ni menos.

La situación en sí misma es alarmante, pero lo es todavía más teniendo en cuenta que estamos en plena era de la información, en la que (al menos de momento) Internet es el oasis de libertad que nos permite escoger lo que queremos ver, sin censura ni recorte informativo de ningún tipo. La sociedad nos ha vuelto holgazanes, acomodados e inmovilistas en grado superlativo, y lejos de rebelarnos acatamos nuestra condición de borregos con sumo gusto, aceptando todo lo que nos suministran los medios sin rechistar.

Pensar en qué puede desembocar todo esto realmente me aterra, y convierte en inquietantemente visionarias las ensoñaciones distópicas de Orwell, Huxley o Kojima.

Anónimo dijo...

ALUMNA Nº14 L.Q.L.
Desde mi punto de vista las canciones de “reggaeton” son, en su mayor parte, una clara manifestación de una agresión sexual a la mujer, desde una “hegemonía” machista. En el reggaeton fluyen letras sexistas, acompañadas de mujeres-objeto y hombres “poderosos”. Utilizan palabras para referirse a las mujeres de forma despectiva como “gata”, “asesina”, “zorras”, etc. y lo peor de todo es que muchas mujeres lo escuchamos como si no fuera con nosotras, es como si esa música nos pusiera a mover las caderas y punto, incluso a veces no nos fijamos en lo que dicen (a veces ni siquiera se entiende lo que dicen).
Al igual que Elena considero que este tipo de música no se escucha en los ambientes más bajos, lo escuchas en todos los lados, tiendas, discotecas, por la calle las niñas lo van cantando, … y eso resulta ciertamente preocupante. Es muy alarmante que la población femenina se esté dejando pisotear por estos “agresores” pues escuchamos esa música, y los hombres tampoco toman conciencia de que realmente las mujeres somos algo más que un objeto sexual.
A pesar de los programas e instituciones en búsqueda de la igualdad entre los hombres y las mujeres, de erradicar el machismo y la violencia de género, etc. al escuchar este tipo de música estamos aceptando y promoviendo no solo un género de música o un artista, sino una discriminación hacia todas las mujeres. Por eso aun cuando la letra sea pegajosa o de moda, es necesario escuchar atentamente lo que oímos y hasta a veces tarareamos. No debemos permitir que se siga utilizando este género de música para promover cantantes y letras que se basan en denigrar a las personas para conseguir lo que ello llaman éxito.

No sé realmente a qué nos puede llevar este tipo de música o si realmente podría estar entre las múltiples causas de la creciente oleada de víctimas de la violencia de género, pero prefiero pensar que no. Quiero pensar que las mujeres somos mucho más listas y que no nos dejamos influenciar por una canción (o muchas canciones).

Anónimo dijo...

nº19:
Me parece una aproximación al hip hop muy realista y estoy plenamente de acuerdo con la visión del autor. Y es que en general el nivel cultural que se manifiesta entre otras muchas cosas en las canciones es cada vez más bajo. En vez de evolucionar parece que incolucionamos. Estamos en la era "poligonera" de los "ni-nis" dónde lo único que les importa es salir a "perrear"...aunque lo cierto es qu esperemos que tan sólo sean modas pasajeras y no tengan demasiado arraigo estas letras que fomentan la violencia en los jóvenes...esperemos...

Anónimo dijo...

Bueno ¿qué decir del reggaetón? Se alternan gemidos de mujeres con expresiones vulgares. Los bailes (perreo) consisten en restregarse, las letras son expresión del machismo sexual, incluso violento. Una obscenidad.
Conozco a chicas que dicen, les gusta por el ritmo, pero vamos a ver, si es monótono, repetitivo, lo que es “pegadizo” es la letra, pero repulsiva; en fin, no entiendo qué puede gustar de ella.
Claramente podemos ver también en los video clips, como el hombre domina y la mujer es “seducida” (desde luego no sutilmente), se siente deseada. Yo creo que todo está muy claro para los adultos, y bueno, ¿por qué no?, son libres para escuchar lo que les gusta o les “aporta algo” (siendo irónica). El problema son los menores, ¿cuántas niñas se cambian de ropa para ir a la discoteca a bailar esta música provocativa? Como bien dice la alumna nº 14, las niñas lo van cantando por la calle, pueden poco a poco influenciar su conducta por lo que escuchan, simplemente por no tener carácter suficiente, por querer “encajar” con sus amigas, con la gente de los locales, bares etc que ponen esa música, porque “está de moda”.

Anónimo dijo...

Alumna nº4 ARR

Bueno ¿qué decir del reggaetón? Se alternan gemidos de mujeres con expresiones vulgares. Los bailes (perreo) consisten en restregarse, las letras son expresión del machismo sexual, incluso violento. Una obscenidad.
Conozco a chicas que dicen, les gusta por el ritmo, pero vamos a ver, si es monótono, repetitivo, lo que es “pegadizo” es la letra, pero repulsiva; en fin, no entiendo qué puede gustar de ella.
Claramente podemos ver también en los video clips, como el hombre domina y la mujer es “seducida” (desde luego no sutilmente), se siente deseada. Yo creo que todo está muy claro para los adultos, y bueno, ¿por qué no?, son libres para escuchar lo que les gusta o les “aporta algo” (siendo irónica). El problema son los menores, ¿cuántas niñas se cambian de ropa para ir a la discoteca a bailar esta música provocativa? Como bien dice la alumna nº 14, las niñas lo van cantando por la calle, pueden poco a poco influenciar su conducta por lo que escuchan, simplemente por no tener carácter suficiente, por querer “encajar” con sus amigas, con la gente de los locales, bares etc que ponen esa música, porque “está de moda”.

Anónimo dijo...

Javier Regueiro López

Un aspecto del que no he hablado en mi trabajo y que ha sido objeto de comentario aquí es el de la violencia de género. Y estoy de acuerdo en que en muchas ocasiones esas letras machistas la pueden llegar a fomentar entre los chicos jóvenes o adolescentes, fácilmente influenciables.
Pero también me gustaría decir que, como bien es sabido, la música hip hop, a diferencia de otros estilos musicales, es utilizada en muchas ocasiones como canción protesta y de crítica social. Los artistas así aprovechan la oportunidad que supone sacar discos y ponerse delante de un micrófono para, además de entretener, expresar sus propias opiniones y criticas sobre temas trascendentes dentro de la sociedad. Y por supuesto, que esta música no ha sido ajena a un tema tan trascendente y de actualidad como la violencia de genero. Así, podemos encontrar canciones donde se critica y denuncia este problema profundizando incluso en sus causas y resultados. Como ejemplo, se pueden escuchar canciones como “cadenas” de Nach, “el final del cuento de hadas” del Chojin o “bondad o malicia” de Falsalarma.

Y aún partiendo de que siguen observandose en el hip hop expresiones machistas, esto pone de manifiesto el avance dentro de esta cultura por defender el papel de la mujer en la sociedad y evitar ese machismo que tradicionalmente la ha caracterizado. Por eso, bajo mi punto de vista no se debe generalizar, hoy día, en relación al machismo de esta cultura, pues, muchas veces la crítica de la gente llega desde el desconocimiento del hip hop, criticando simplemente por referencias indirectas, y valorando hechos aislados (como una simple canción) sin tener en cuenta que cada vez son menos las manifestaciones machistas en esta cultura y sin hablar del machismo que también se puede observar en otros estilos musicales, que no son criticados por ello.

Cuestión distinta es el reggaeton.

Anónimo dijo...

Nº 16

Antes de nada, debo decir que este estilo musical no es precisamente mi favorito, por lo que mi opinión parte de un conocimiento bastante limitado sobre el tema.

Pese a ello creo que lo dicho por mis compañeros hasta ahora es totalmente acertado: a simple vista se puede ver que se trata de un mundo bastante machista.

No obstante, y por poner un contrapunto a las opiniones realizadas por mis compañeros, me gustaría decir que, por otro lado, no deja de ser "libertad creativa"; es decir, puede que no nos guste o que nos resulte desagradable la letra de esas canciones o sus vídeos musicales pero, cada cual es libre de elegir lo que quiere escuchar o ver; siempre y cuando se quede ahí (como mero entretenimiento) y no lleven esos comportamientos al mundo "real".

Por otro lado también considero que, en la actualidad, gran parte de los autores de esas canciones utilizan esos vocabularios agresivos, irrespetuosos y polémicos precisamente porque ese tipo de cosas son las que "venden". Es decir, hoy está prácticamente todo inventado a nivel artístico y, además, hay gran competencia, por lo que cuanto más controversia crees más posibilidades tienes de que hablen de ti y así poder vivir de esto (sobretodo cuando realmente no hay mucho talento detrás). Lo que quiero decir con lo anterior es que estos músicos, en muchos casos, realmente no piensan y no actúan tal y como dicen en sus letras sino que es una forma de márketing. Aunque también es cierto que en otros casos sí se trata de verdaderos "delincuentes" que se creen artistas.

Por otro lado, también creo que el espectacular crecimiento de este estilo musical es reflejo del mundo y de la sociedad en la que vivimos: una sociedad llena de violencia en la que se han perdido los valores y en la que lo único que importa es uno mismo.

No obstante, y para terminar, también hay que reconocer que no todos los "hip hoperos" se comportan de esa forma, e incluso los hay que utilizan este modo de expresión para protestar y para defender la figura de la mujer.

Anónimo dijo...

Nº 1 Paula Blanco Álvarez

Me ha gustado mucho el análisis del hip hop hecho por Javier. No obstante, creo no hizo énfasis suficiente en la distinción clara que hay entre rap y reggaeton en el texto objeto de análisis, si bien es cierto que lo recalcó más en el comentario. Digo esto porque son estilos, desde mi punto de vista, totalmente distintos, sobre todo en cuanto a letras, y es importante dejar clara esa diferencia para no llevar a confusión a gente que no le guste este estilo musical.

Así, si bien es cierto que alguna canción de rap puede tener tintes machistas, hay muchas otras canciones protesta contra la violencia de genero (como tú bien dices) o simplemente canciones que no tratan a la mujer como un objeto sexual sino que son verdaderas declaraciones de amor (como “Amor libre” de Nach, por ejemplo). Además el machismo de las canciones de rap no se aproxima, ni por asomo, al machismo del reggaeton, en mi opinión. Ya que a veces en el rap se expresa el deseo sexual de una forma más clara o cruda que en otros géneros musicales pero al igual que trata otros temas de esta manera como violencia, drogas, etc.
Sin embargo, es cierto que el mundo del rap sigue estando dominado por hombres, si bien si hay mujeres que se están abriendo camino y que tienen seguidores, tanto hombres como mujeres, como La Mala, por ejemplo. Por eso creo que dentro de unos años habrá más mujeres en el rap, si bien es cierto que uno de los factores porque hay pocas mujeres en este estilo musical es porque es una música más masculina, en el sentido de que tiene más seguidores hombres.

Mención aparte merece el reggaeton que, en la mayoría de canciones (al menos en las que yo he escuchado hasta ahora) son un insulto continuo contra la mujer que es rebajada incluso a una posición de exclava sexual del hombre. Por lo que estoy de acuerdo con las opiniones dadas por mis compañeros hasta ahora. Yo soy partidaria de defender la libertad de expresión siempre. Por ello, lo que me preocupa no es que haya canciones machistas en este género musical, porque puede deberse, entre otras cosas y como ya apunto un compañero, a simple marketing, sino que tenga tantos seguidores. No obstante, yo creo que desde que se hizo famoso el reggaeton en España hasta el día de hoy perdió bastante popularidad en favor de la música electrónica en su versión suave como puede ser Lady Gaga o David Guetta, más de moda hoy en día. Con esto quiero decir, que si bien el reggaeton es un estilo que a día de hoy tiene muchos seguidores, creo que ya pasó su momento de gran éxito en el que mucha gente quizás lo oía por moda sin tan siquiera reparar en las letras y porque era lo que se llevaba en aquel momento.

Anónimo dijo...

Alumna nº 15 Eva María Rodríguez

Me ha parecido interesante el análisis de Javier acerca de la evolución que se puede percibir en este tipo de música, de la que yo no tengo mucho conocimiento.

Respecto al reggaeton aunque no me atrae especialmente sí se escucha más en cualquier cafetería o local. Aunque es cierto que hace unos años fue cuando más estuvo “de moda” todavía es muy frecuente escucharlo y la verdad es que los pocos vIdeoclíps y letras que conozco son muy machistas. En ellas como sostienen mis compañeros, se trata a la mujer como si fuese meramente un objeto sexual y como señalaba Javier y mis compañeras no sólo se utilizan comentarios despectivos como “zorra” o “gata” sino que en los videoclips, se lleva esto a la máxima expresión. La verdad es que si uno se para a pensar en lo que está diciendo la canción da que pensar.

Algunos de mis compañeros hablaban de la cuestión de la censura, obviamente censurarlos al igual que hemos señalado en otras ocasiones iría en contra de la libertad de expresión a mi parecer.
Yo entiendo que aunque si existe el reggaeton y perdura en el tiempo, es porque “vende” porque tiene un gran número de seguidores sino no se seguirían creando canciones de este tipo. Pero, sinceramente no tengo tan claro que no sea perjudicial la existencia de canciones machistas, porque aunque se crean con fines comerciales, no nos olvidemos de que muchas de las cosas se asumen por los medios audiovisuales y por la música y si no tengo una percepción equivocada, muchas de las seguidoras y seguidores de esta música son adolescentes.

Estoy de acuerdo con la alumna nº 14 en que es preocupante que niñas pequeñas canten este tipo de canciones, por su contenido, con lo que se está luchando para tratar de evitar comportamientos machistas. Lo malo es que el machismo creo que no sólo se encuentra en estas canciones sino en otras que también escuchamos pero que como no entendemos porque están en otro idioma las cantamos igual

Anónimo dijo...

En el momento en que valoras rap y reggeton en el mismo artículo te delatas. Me gustaría saber cuántos grupos de hip-hop conoces y cuántos has escuchado. También agradecería que señalaras canciones machistas en grupos de HIP-HOP como por ejemplo Doble V, El Chojin, La Mala...
Es malo generalizar y tú lo haces. Lo haces al catalogar la cultura del HIP-HOP como machista. Yo podría catalogar a los pseudoperiodistas como sensacionalistas y desinformados pero caería en el error que tú has cometido.

Anónimo dijo...

Estas publicando en desierto man. Sólo a tí y unos cuantos les importa que esa música sea machista; de hecho, es por eso que gusta tanto. Lo resumo en 3 palabras "El sexo vende"