10 de dic. de 2008

¿Qué es investigar?

Investigar. Según el Diccionario de la Real Academia Española “investigar” tiene dos acepciones (ambas derivadas del latín investigare): (a) Hacer diligencias para descubrir una cosa, y (b) realizar actividades intelectuales y experimentales de modo sistemático con el propósito de aumentar los conocimientos sobre una determinada materia. En el Diccionario Oxford Abreviado para la lengua inglesa, también se dan dos acepciones para el término: (a) acto de búsqueda (detallada o cuidadosa) para o tras una cosa o persona específica, y (b) actividad dirigida hacia el descubrimiento de algún hecho mediante un metódico y minucioso estudio de un tema (Orna y Stevens 2001: 15). En ambos casos se resaltan ciertos aspectos de la actividad: la búsqueda, su carácter metódico o sistemático, y el objetivo de descubrir algo que no se sabía previamente. Phillips y Pugh (2001) comienzan con una definición de sentido común aún más simple, para luego ir refinándola a lo largo de su exposición. “… Investigar es descubrir algo que no se conoce. Esta respuesta es demasiado amplia y a la vez demasiado restringida. Es demasiado amplia porque incluye muchas actividades que no consideramos propias de la investigación: por ejemplo, averiguar cuándo sale el próximo tren a Londres… Al mismo tiempo… es demasiado restringida pues buena parte de la investigación no consiste en “descubrir algo que no se conoce”, sino en “descubrir que no se sabe algo”. En virtud de este tipo de investigación reorientamos nuestro pensamiento, replanteamos lo que creemos saber y nos centramos en nuevos aspectos de nuestra compleja realidad.” (Phillips y Pugh 2001: 65)[1]. Según Blaxter, Hughes y Tight se pueden distinguir muchos tipos de investigación, pero lo que es común a todas ellas es que "todas son, o tienden a ser, una manera planificada, cautelosa, sistemática y confiable de descubrir o profundizar en el conocimiento" (2000: 24). La última definición breve que recogere es la que proponen Booth, Colomb y Williams: “Investigación es simplemente recoger la información que se necesita para responder una pregunta y así contribuir a resolver un problema” (2001: 25).
Teniendo en cuenta los distintos aspectos que se resaltan en las definiciones consideradas anteriormente, emplearé la expresión “investigación” en este proyecto para aludir a una actividad planificada, rigurosa, original, cuyo objetivo es resolver un problema de investigación profundizando al hacerlo en el conocimiento que se posee sobre un tema específico. Si analizamos por separado cada una de las características definitorias mencionadas, tendremos una idea más clara de lo que entendemos por investigación y surgirán las pautas que permitirán organizar un proyecto de investigación.

Actividad. La investigación es una actividad, eso significa que su dominio requiere un saber-hacer y no un saber-proposicional. No se puede aprender a investigar leyendo libros sobre metodología de investigación, sino que se trata de una habilidad que solo se puede desarrollar experimentando al mismo tiempo que se reflexiona sobre dicha experiencia. Investigar es equiparable, en ese sentido, a andar en bicicleta. No se puede aprender sin llevar a cabo la actividad mientras se aprende. Por ello es tan importante que el docente, para poder enseñar a investigar, sea al mismo tiempo un investigador competente[2]. Y también por ello, quien presenta un proyecto de investigación, debe acreditar la viabilidad de su propuesta mostrando como se enlaza con su actividad investigadora previa. Una parte importante del proyecto investigador debe estar destinada a mostrar como el nuevo plan de investigaciones se relaciona con los trabajos de investigación realizados previamente. No se puede evaluar la viabilidad de un proyecto de investigación en abstracto, sino que se debe tener presente quién es el investigador que lo piensa llevar a cabo y cuál es su experiencia y su formación previa en esa tarea.

Planificación. La planificación es un elemento fundamental en la labor de investigación. Pero su relevancia y pertinencia varían según la etapa en la que se encuentre la investigación. Se pueden distinguir de manera analítica once fases en todo proceso de investigación: (1) determinación de un tema estrecho de investigación, (2) realización de una amplia y selecta lectura crítica sobre dicho tema, (3) identificación del problema o problemas de investigación a resolver, (4) formulación de una respuesta tentativa o hipótesis de investigación como respuesta al problema elegido, (5) elaboración del diseño metodológico de la investigación, que debe ajustarse al tipo de objeto que se investigará, (6) redacción de un plan de investigación (o proyecto de investigación), primera etapa en la que el investigador debe planificar sus actividades antes de llevarlas a la práctica, (7) cumplimiento del plan o investigación propiamente dicha, (8) elaboración de un plan del reporte escrito en el que se darán a conocer los resultados de la investigación, esta es la segunda etapa en la que el investigador debe planificar expresamente sus tareas antes de llevarlas a cabo, (9) redacción del primer borrador del reporte escrito, siguiendo el plan de redacción, (10) realización de al menos tres revisiones sobre el borrador: profunda, de contenido y de forma, y (11) redacción final del reporte escrito[3]. La presentación secuencial de estos once pasos reconstruye de forma lógica el proceso de investigación, pero no pretende ser una descripción de cómo lleva a cabo su tarea el investigador. Esto significa que toda investigación obliga al investigador a pasar por estas once etapas, pero nada lo obliga a hacerlo en este orden ni tampoco como si se tratara de compartimentos estancos. La forma más adecuada de graficar el proceso real de investigación no es de manera lineal, sino como una espiral, en la que el investigador puede comenzar con cualquiera de las etapas pero su realización lo llevara necesariamente a pasar por las restantes, e incluso a volver a considerar fases anteriores en cualquier momento del proceso (ver Blaxter, Hughes, y Tight 2000: 30)[4].
Esta descripción del proceso de investigación nos permiten identificar dos momentos en los que se debe redactar un plan o proyecto antes de seguir adelante: uno antes de iniciar la investigación propiamente dicha, y otro antes de comenzar la redacción del reporte de resultados.

NOTAS

[1] Tanto Booth, Colomb y Williams (2001) como Walker (2000) emplean definiciones similares, pues consideran relevante señalar que la investigación es algo que los seres humanos hacemos constantemente en todos los ámbitos de nuestras vidas, y no sólo en el marco de la vida académica.
[2] Ver el análisis del modelo del profesor investigador que propone Judith Bell en su libro sobre investigación en la educación (2002: 21-22).
[3] Estas etapas pueden agruparse o presentarse de distinta manera, como hace Giddens, por ejemplo, quien señala ocho etapas en todo proceso de investigación (2000: 682) o los distintos gráficos que reproducen Blaxter, Hughes y Tight (2000: 28-30).
[4] Giddens, que también adopta una presentación secuencial de las etapas del proceso de investigación, afirma en el mismo sentido: “La secuencia anterior es una versión simplificada de lo que ocurre en los proyectos de investigación cuando éstos se llevan a cabo… La diferencia es similar a la que existe entre las recetas de un libro de cocina y el proceso real de preparación de un plato. Los cocineros con experiencia suelen cocinar prescindiendo totalmente de las recetas, pero sus resultados pueden ser mejores que los de aquéllos que siguen las instrucciones. Seguir un modelo al pie de la letra puede resultar muy limitado…” (2000: 681).

3 comentarios:

Anónimo dijo...

excelente la informacion que agragas, de verdad me fue de muchisima utilidad para el proyecto de investigacion que estoy llevando a cabo... exitos>!

Anónimo dijo...

Tu pensamiento sistemático, analítico y crítico me han dejado un tanto cuanto inmersa en el significado de la investigación.

Gracias por tu tiempo y tu investigación.

Lydia

Anónimo dijo...

Es muy buena la información compartida pero la presentación del blog no es muy buena, es decir, considero que deberìa ajustar el texto y colocar un tamaño de letra más pequeño.